Osteoporosis: la enfermedad del siglo

0


Entre Nos

Por Carlos Santamaría Ochoa
Definida como “afección en la que los huesos se debilitan y se vuelven frágiles”, la osteoporosis se perfila para ser la enfermedad del nuevo siglo que, a 17 años, nos presenta un panorama en el que si no comenzamos a prevenir, a tomar medidas adecuadas, vamos a ser una sociedad terriblemente enferma.

Ya tenemos suficiente con la diabetes, hipertensión, obesidad y sobrepeso, causados, entre otras cosas por una mala disciplina y falta de hábitos saludables, como para agregar todavía una enfermedad que está causando innumerables incapacidades temporales y permanentes, y a la que no se le ha tomado con la seriedad debida.

En ese sentido, hay programas que nos pueden ayudar a prevenir un avance vertiginoso de la enfermedad. El subsecretario de prevención y promoción de la salud en Tamaulipas, Alejandro García Barrientos hace una reflexión sobre la necesidad que existe en la comunidad para tomar las medidas adecuadas.

Si revisamos con médicos expertos, nos dirán que la alimentación es deficiente, y otros hábitos que no tenemos impactan severamente en este padecimiento.

Adivinó: la mala alimentación y el sedentarismo o falta de ejercicio también son causales importantes para padecer una debilidad en los huesos que nos puede llevar a una complicación seria de la salud. Urge, definitivamente, comenzar a prevenir, porque sucede que cuando ya estamos involucrados con los factores de riesgo y los síntomas es que queremos tomar aquel té que nos recomendaron, o untarnos la pomada mágica de la tía; nada de ello funciona si no tenemos una revisión adecuada, y desde ahora tomamos las medidas preventivas necesarias para fortalecer una parte del organismo en la que intervienen muchos, pero muchos factores para mantenerse en forma.

Es importante que un tratamiento de la osteoporosis puede ayudarnos, sin embargo, es una enfermedad incurable, como todas las modernas del siglo, y que nos llevan a perder esa calidad de vida necesaria, y en forma irremediable a una muerte poco deseada por la gente por sus consecuencias.

No se crea lo que le dicen los amigos o familiares: requiere necesariamente un diagnóstico médico, y siempre serán necesarias pruebas de laboratorio o resonancias magnéticas para su diagnóstico, según explica el doctor García Barrientos, quien enfatiza que urge en cada uno de nosotros aprender una cultura de prevención, ya que de ella se puede desprender el cuidado de la salud, básico para todos, y que tiene muchísimas formas de afectarnos.

Comenta el subsecretario García Barrientos que existe la idea de que la osteoporosis puede ser temporal o permanente, y lo explica de esta manera: el cuerpo absorbe y reemplaza constantemente el tejido óseo nuevo. La osteoporosis no permite que el tejido óseo que se creó sea suficiente para reemplazar al que se eliminó. Muchas personas no presentan síntomas hasta que sufren una fractura.

El mejor tratamiento incluye medicamentos, una dieta saludable y hacer ejercicio con determinado peso para evitar la pérdida de tejido óseo o fortalecer los huesos débiles. Y se requiere, necesariamente, la consulta con un especialista para obtener asesoramiento médico, y no dejarnos llevar por dimes y diretes de gente cercana a nosotros.

Recordemos, no somos médicos, y ellos saben mucho más que nosotros sobre estos padecimientos.

La osteoporosis es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos, ocasionando un mayor riesgo de fracturas con sus consecuencias conocidas por casi todos.

Así que, como bien dice Alejandro García Barrientos: habrá que buscar la forma de atendernos, obtener la asesoría profesional para saber qué debemos hacer en materia de prevención o tratamiento.

No lo dejemos para cuando llegue: un tratamiento preventivo puede ser la diferencia en la calidad de vida de hoy y del mañana.

Comentarios: columna.entre.nos@gmail.com

Share.

Leave A Reply