Los riesgos decembrinos en la salud… Entre Nos

0


Entre Nos
Por Carlos Santamaría Ochoa




Sin lugar a dudas, diciembre es u mes que tiene mucho que festejar pero tiene sus riesgos: autoridades sanitarias hacen hincapié en que tenemos que poner todo de nuestra parte para evitar problemas graves en la salud. Finalmente, la obligación es personal, y lo que pueda venir, para bien o para mal, será consecuencia de actos que nosotros habremos de propiciar.

No se vale echar culpa a los demás, a la fecha o cualquier otra cosa: somos nosotros los responsables, así lo establecen promotores de la salud, médicos, servidores públicos y más.

En ese sentido, hacemos propias las palabras del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Alejandro García Barrientos, en el sentido de que algunas cosas las hemos de observar en forma meticulosa, y que se refieren principalmente al estilo de alimentación que nos lleva a consumir de más en tan especial fecha.

No podemos, muchas veces, dejar de probar los ricos romeritos, o el bacalao, o quizá el mismo pavo o tamales típicos de la navidad.

En ese sentido, insiste el doctor García Barrientos que para mantener un estilo de vida saludable debemos de tener siempre presente el hecho de que la actividad física resulta determinante, y no hablamos de salir a correr maratones o algo por el estilo: salir a caminar, al menos unos 20 o 30 minutos diarios puede ser la diferencia entre estar bien físicamente y padecer complicaciones propias del llamado sedentarismo, que afecta a millones en el mundo.

Decía un conocido endocrinólogo que no podía uno estar ajeno totalmente a las fiestas decembrinas, y aunque se dijera lo contrario, todos “pecamos” aunque sea un poco con relación a la comida; entonces recomendaba “bailen todo el tiempo que puedan en las posadas, para quemar esa energía que están consumiendo de más, y entonces tratar de equilibrar en el cuerpo lo que se come y lo que se quema.

Y vaya que tenía razón el doctor.

Pero el subsecretario García Barrientos, además de hacer el llamado a la población mediante algunos medios de comunicación, hace el exhorto vía promotores de salud en al entidad que recorren el estado procurando que la gente tenga este tipo de mensajes, y que podamos sacarles provecho.

Es bien sabido que los problemas de al salud entran por la boca, y tenemos que dejarlos a tiempo para evitar complicaciones que pueden ser de muy malas consecuencias.

Entonces, debemos permitirnos uno que otro gusto, pero tratando de compensar, y para ello, podemos acudir con los que saben, para que nos orienten y nos digan cómo hacer para que las consecuencias de las posadas no hagan estragos en nuestra salud.

Importante resulta el conservar la salud, el tratar de tener mejores hábitos, pero también el ser realistas.

Hace unos días, platicando con un nutriólogo también surgió el tema de la navidad y sus fechas, y la urgente necesidad de valorar lo que somos, lo que comemos y tratar de aprovechar la forma en que vivimos, sin agregar más riesgos a la salud.

Y si, es el momento en que debemos cuidarnos un poco más.

No es por edad o condición social, no es por alguna enfermedad que hayamos tenido u otra razón: es porque nadie, absolutamente nadie cuidará mejor el organismo nuestro que nosotros mismos, y nadie encentrará la justificante con tal peso que permita que hagamos algo que no nos lleve a buen puerto.

Entonces, como bien dice el doctor García Barrientos, acudamos, busquemos, orientémonos, y disfrutemos lqs fiestas decembrinas, que si bien es cierto que son para vivirse en alegría y unión, también son un buen pretexto para cuidar la salud, más de lo que hacemos a diario, para disfrutar de una excelente fiesta de navidad y las demás.

Comentarios: columna.entre.nos@gmail.com

Share.

Leave A Reply